¿En equilibrio emocional?- PNL – Charla por @radioSteemit (16/06/19)

Publicado por mllg en

¿EN EQUILIBRIO?

El equilibrio es algo fundamental para que un conjunto de cosas permanezca, mantenga su estructura. Si se rompe el equilibrio la estructura se desmorona.

En pixabay https://cdn.pixabay.com/photo/2015/07/13/03/08/stones-842730_960_720.jpg

Esta hermosa agrupación de piedras redondeadas, se vendrá abajo, permaneciendo tal vez sólo las dos inferiores, si por alguna razón se rompe su equilibrio. Cuanto mayor sea el número de piezas y más endeble su unión, con mayor facilidad pueden terminar diseminadas, separadas de la estructura original. Esto resulta más o menos obvio.
Pero adentrémonos en los vericuetos del equilibrio emocional, tema muy importante para el bienestar y la convivencia armoniosa con uno mismo, nuestros semejantes y el ambiente físico en el cual nos desenvolvemos.

 

Original traído de @radiosteemit

La física nos aporta fáciles conceptos de equilibrio (pueden encontrar algunos de ellos en el diccionario de google). Uno está expresado en términos de movimiento. Un cuerpo está en equilibrio, permanece inmóvil, cuando fuerzas opuestas de igual magnitud inciden sobre él, porque estas fuerzas se neutralizan.
Hablaré sobre este criterio, aplicado al ser humano, cuando exponga el equilibrio emocional. Ahora seguimos adelante, con el concepto de equilibrio.
También se dice que un cuerpo está en equilibrio cuando sometido a la acción de la gravedad, se mantiene en reposo sobre su base o punto de apoyo, inmóvil con un eje que lo vincula a él. Pero, en el movimiento también hay equilibrio, observen un malabarista sobre una cuerda floja, a una moneda girando sobre sí misma (jajaja, antes que se caiga sobre la superficie en la cual gira). Son algunas formas de equilibrio dinámico. Es en este tipo de equilibrio en el cual podemos entender el del ser humano.

Cuando hablamos de equilibrio emocional, hablamos de la capacidad que tenemos para desterrar las emociones negativas de nuestro cerebro, de encajar un golpe emocional sin caernos, precipitarnos al vacío de la negatividad ( o como un falso positivo, el convivir con ellas, tema para el siguiente encuentro PNL). El equilibrio permite forcejear en el aire, asirse de lo que sea y mantenerse con los pies sobre la cuerda aunque debamos en ocasiones bailar sobre ella para reencontrar el eje de la estabilidad emocional.

Y en el peor de los casos, cuando las fuerzas internas o externas desplacen el eje que nos mantiene en equilibrio y caigamos, ¡a pararse y seguir intentando!, claro si es que no perecemos en el intento. Ejercitarse es una excelente fórmula para vencer progresivamente distintos grados de enfrentamiento a fuerzas que tratan de empujarnos en una u otra dirección. Repetir una y otra vez, similares ejercicios para aumentar nuestra resistencia a sus embates de fuerzas y fortalecer nuestra capacidad de respuesta frente a determinados estímulos.

En pixabay https://pixabay.com/es/photos/equilibrio-zapatillas-zapatos-1475025/

Observemos en la ilustración anterior la pequeña altura a la que está colocada la cuerda. Es un entrenamiento que permitirá después  abordar mayor riesgo. La práctica, estimados amigos es la mejor de las estrategias para superarse a uno mismo, batir un nuevo récord, avanzando pasito a pasito hacia la meta por alcanzar.
Nuestro equilibrio mental/emocional es una meta que está o debe estar presente en nuestro crecimiento y desarrollarla por tramos es una estrategia para alcanzarla con mayor facilidad.
Otra estrategia, las anclas que aporten firmeza, estabilidad. Con ellas voy a refugios que me permitan salvaguardarme ante crisis, ante fuertes empujones de fuerzas a las que debo contrarrestar para mantener el equilibrio. Lugares que creo en mi mente y me aportan fortaleza, seguridad, confianza en los resultados esperados.
Si las fuerzas lo zarandean y siente que va a caer, haga maromas, maneje sus brazos como alas y si los pies se deslizan que sean sus manos las que lo sostengan sobre la cuerda en la que camina. Lo importante es esforzarse y permanecer, esforzarse por el logro ambicionado, por regresar al equilibrio, reacomodando las piezas de su estructura interior, si es necesario.

Del álbum familiar

En la anterior fotografía, un grupo de piezas de mármol con una piedra redondeada, encontrada en la playa. Las heredé de mi padre. Las ordenamos y re-ordenamos. A mí me gusta la que les presento en la fotografía porque la encuentro muy dinámica, su equilibrio es delicado, frágil, el más pequeño deslizamiento hace caer todas, menos la base. Y… la última pieza que parece no afectar el equilibrio de las anteriores, también  puede ocasionar su derrumbe. Sólo hay una que puede ser retirada sin afectar la estabilidad de la estructura, la colocada en la base, le da mayor dinamismo pero es de libre remoción.
¿Sucederá esto en nuestro equilibrio interior? ¿Hay cosas que podemos perder o eliminar sin que estructuralmente nos afectemos? Pues yo creo que sí. Sólo tenemos que averiguar cuáles son. A veces, lo averiguamos al prescindir de ellas.
Ahora bien, ¿en qué forma se manifiesta el equilibrio emocional? Dando respuestas adecuadas a las necesidades propias y al entorno que nos rodea. Claro, siempre habrá la oportunidad de debatir sobre que es adecuado o no, por la ya célebre diversidad, pero dejemos este precepto como válido en general.
Y cerrando el tema, apretujemos las ideas en concentrados linguísticos: ¿Quieres tener respuestas equilibradas? Precisa sus características, diséñalas, practícalas y te verás pronto produciéndolas casi automáticamente.

De mi álbum personal

Esta charla fue dictada el domingo 16 de junio del presente año, por RadioSteemit, para una maravillosa audiencia que domingo a domingo hace de estos encuentros un lugar de crecimiento y grato compartir.

Mi agradecimiento especial para @avellana por facilitar el encuentro y a mis dos grandes apoyos, @sacra97 con la animación gráfica y @miguelarl con el sonido.


mllg

PNLista, docente, escritora. Venezuela- España Español- Inglés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *